La cárcel de los deberes

Posted by:Trabasse onabril 19, 2017

Los niños españoles son de los que más horas dedican a hacer los deberes. A pesar de ello, estamos situados entre los países con mayor fracaso escolar de la OCDE (Organización para el Desarrollo y de la Cooperación Económica). Según algunos estudios, los niño/as de Primaria dedican entre dos y tres horas a hacer deberes que no han realizado en clase. Y este hecho ha aumentado por la aplicación de la Ley de la LOMCE. Se está comprobando que la cantidad de deberes que llegan hacer los niños/as en una tarde puede llegar a provocar trastornos psicológicos y ansiedad.

Muchos pedagogos creen que es bueno que se les mande deberes a los niños/as. El problema está en que no están bien planteados. Los estudiantes qdeberesue tienen un nivel socio-económico más alto se pueden permitir profesores particulares. Parten con ventaja respecto a los estudiantes que no pueden permitirse ese apoyo o que sus familias no alcanzan el nivel educativo requerido. Esto está dando lugar a una desigualdad en las aulas, encontrándonos con factores posibles que llegan a ocasionar bullying. Un tema muy preocupante que está aumentando cada vez más en las aulas.

Debemos reducir el acoso escolar en las aulas intentando descender el número de casos y el sufrimiento que esto ocasiona a los niños/as. Para ello, debemos inculcarles que da igual tanto el nivel socio-económico como la cultura a la que pertenezcamos. Es importante concienciarles de que todos son iguales.

#Losdeberesjustos

Para terminar, una medida preventiva que pensamos puede evitar situaciones de bullying es mandar menos deberes a los niños. Y así también dejarles que disfruten de su infancia. Todo sea por #losdeberesjustos.

Una de las personas que más ha luchado por los deberes justos es Eva Bailén. Quien ha creado una campaña que ha tenido mucho éxito, para reducir los deberes: www.youtube.com/watch?v=eo1JyMp5pKk

 

                                                                                                                          Lidia Abellán Díaz

Laura Rivero Reyes

Comments

    Anónimo

    Yo lo estoy pasando fatal. Cambié a mi hija de instituto por unas causas que no vienen al cuento, decidí matricularla en según todo el mundo el mejor de mi localidad. Qué equivocada estaba. Son abusivos sólo digo que he tenido que poner a mi hija en terapia porque todo ya le superaba. En lo que llevamos de curso sólo 3 semanas de este no han tenido examen es, la primera( claro no habían dado todavía suficiente) la primera de febrero porque había un intercambio de estudiantes y la semana última de marzo que le tocó a ella el intercambio con Alemania. El resto de semanas ha tenido examen es todas las semanas como mínimo uno, examenes que aunque mi hija este en 2 de la eso son de nivel de 4, pruebas que necesitas entre 2 ó 3 días mínimo para estudiar, y a parte 3 horas de deberes diarias. No tiempo para dormir, relajarse, actividades extra escolares, o mi hija por lo menos no las encuentra. Llega un puente y mi hija no puede quedar con sus amigos porque tiene que estudiar dos exámenes y el tiempo libre quiere recuperar sueño que ha perdido durante la semana. Sus notas esta 3 evaluación han empezado a bajar a causa de su cansancio y porque ya le supera. Maldita la hora en que la cambié de centro. No piensan que tienen 13 años que deberían poder pasar ratos con sus amigos y familia…..

    Trabasse

    Hay que tener mucho cuidado, a veces resulta abusivo y puede ser contraproducente. Gracias por tu aportación y por contarnos tu historia.

    Un saludo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Apuntate_Newsletter_2