Resiliencia frente a los excesos

Posted by:Trabasse onnoviembre 2, 2017

A lo largo de la historia, el concepto de ‘resiliencia’ ha ido evolucionando llegando a ser de gran importancia en la actualidad. Entendemos por ello, resilencia como la capacidad exitosa de adaptación y recuperación de un individuo ante situaciones adversas o traumáticas. Consideramos que la definición más aceptada de resiliencia es la de Garmezy (1991). Este autor la define como “la capacidad para recuperarse y mantener una conducta adaptativa después del abandono o la incapacidad inicial al iniciarse un evento estresante”. Desde una perspectiva más amplia y bajo nuestro punto de vista, hay que destacar la fortaleza del individuo en estas situaciones de riesgo. A la hora de afrontarlas, normalizarlas y prevenirlas, evitando el desarrollo de trastornos psicopatológicos.

A la hora de detectar un trastorno psicopatológico o trastorno mental, influyen muchos factores. Ya que estos mismos pueden proceder de distintos orígenes y desencadenarse por distintos motivos. En este caso, nos centraremos en los trastornos relacionados con el consumo de drogas. Son 26 las personas fallecidas en España en 2014 según los datos recogidos en el INE (Instituto Nacional de Estadística) a causa de trastornos mentales producidos por el uso de drogas (drogodependencia). 21 fueron hombres y 5 mujeres.

Podemos decir que este resultado del abuso y dependencia de sustancias es una situación de riesgo para el individuo. Ya que dificulta sus condiciones de vida, haciendo de esta una supervivencia extrema. Sin embargo, el ser humano es un ser social. Por lo que debemos tener en cuenta aspectos importantes como las redes de apoyo familiar y las aportaciones de la comunidad.

resilencia

Resilencia para rehabilitar al individuo

Esto nos lleva a preguntarnos: ¿Depende la rehabilitación del individuo, en cierto modo, de la resiliencia de este? ¿Y de la resiliencia proporcionada por la comunidad?

Además de valorar el apoyo social y el esfuerzo del individuo, la comunidad desarrolla un papel importante. Este puede facilitar o iniciar, al mismo tiempo que retrasar, el proceso de rehabilitación. Desde nuestro punto de vista, la comunidad debe volcarse en la situación del individuo preocupándose principalmente por su bienestar mental y social. Además de buscando la integración plena de este en la sociedad. Al mismo tiempo, debe proporcionar ese tipo de apoyo por el bien comunitario, ya que el individuo que posee un trastorno mental producido por el uso de drogas tiene mayor probabilidad de llevar a cabo situaciones que alteren el bienestar común provocando efectos negativos, como puede ser la delincuencia.

López Mellado, Sandra

Cañas Otero, Esther

Trabajo Social con Comunidades

Comments

    Fernando

    Buen trabajo, me ha gustado.

    Trabasse

    Gracias, Fernando.

    Un saludo

    Manolo

    Un trabajo muy completo y fácil de entender.

    Trabasse

    Gracias, Manolo.

    Un saludo

    Carmen Prieto

    Buen trabajo. Bien escrito. Me ha gustado.
    Carmen

    Trabasse

    Muchas gracias, Carmen.

    Un saludo

    Rocío

    Muy interesante

    Trabasse

    Gracias por tu comentario, Rocío.

    Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Apuntate_Newsletter_2