Fútbol femenino, el día de una mujer en el campo

Que en pleno siglo XXI en España siga habiendo discriminación de la mujer en el ámbito deportivo es un hecho. Nos vamos a centrar en el fútbol femenino. Podemos ver algunos ejemplos en su salario, en el precio de las entradas o en el terreno en el que juegan. También en distintos tipos de micromachismos por parte de los espectadores y de otros jugadores.

Luis Suárez, jugador del FC Barcelona, tras un partido difícil contra el Atlético de Madrid hizo un comentario desprestigiando a sus compañeras de profesión. “El fútbol es para hombres”, dijo el deportista. Esto nos hace replantearnos por qué una figura muy relevante del fútbol discrimina a sus propias compañeras.

Fútbol femenino

Otro tipo de discriminación de la cual hemos sido testigos es por parte de los espectadores hacia las profesionales. Una árbitra de fútbol suspendió unos minutos un partido porque un espectador la mandó “a fregar platos”. Entonces, ella aplicó la normativa “Cero insultos en la grada” y el espectador fue expulsado. También a una compañera nuestra, que lleva jugando desde pequeña, siempre se le han atribuido roles de hombre por jugar a dicho deporte. Y no solo eso, también ha tenido que soportar exclusión por parte de sus compañeras de clase y han presupuesto su orientación sexual.

¿Vivir del fútbol femenino?

En la 1ª división femenina, la mayoría de las jugadoras no pueden vivir de esta profesión porque tienen sueldos muy bajos o carecen de él. A diferencia de los hombres, que ganan una millonada, ellas deben tener otro trabajo para substentarse. En la mayoría de estos partidos. no hay que pagar entrada para disfrutar del evento. Al contrato que en los partidos masculinos, donde hay que pagar grandes precios.

¿Esto sucede porque las mujeres no levantan las mismas masas que los hombres? ¿Hasta qué punto vamos a llegar?

Irene Rodríguez

Laura Mora

Marina Sánchez

Natalia Haro

2 comentarios en «Fútbol femenino, el día de una mujer en el campo»

  1. Hemos de llegar al punto de cambiar la sociedad, una sociedad libre, sin patriarcado, una sociedad feminista. Las mujeres hemos sido las impulsoras de la democracia y hemos demostrado que sin nosotras, esta no existe, por eso lo único que nos queda es seguir avanzando hacia esa sociedad justa e igualitaria que demandamos, que no pedimos nada, solo, que se respeten nuestros derechos. Buen trabajo chicas!!

    Responder

Deja un comentario

Newsletter Trabasse

¿Quieres conocer todas las novedades de OPOSICIONES?

¡Apúntate a la Newsletter!

Trabasse_trasparente_portada_P
× ¿Podemos ayudarte?